Praga

020 - Karluv most y castillo de Praga.JPG Praga, la capital de la República Checa, se encuentra ubicada en pleno corazón de Bohemia. Es una ciudad que todos los turistas del mundo admiran por su belleza y la riqueza de sus monumentos históricos, situados tanto en la ‘Ciudad Vieja’ como en ‘Malá Strana’, separadas por el río Moldava que tanto ha dado a esta ciudad. Además, encontraremos rincones y lugares que solo podremos descubrir mientras caminamos por las estrechas calles que serpentean por todo el centro histórico y que tan bien han sido reflejados en infinidad de películas.

003 - Torre Jindrisska.JPG De la ‘Ciudad Vieja’ podemos destacar especialmente las torres que perfilan la ciudad, como son la Torre Jindrisska, la Torre de la Pólvora y la Torre del Puente de la Ciudad Vieja. También merece la pena reseñar el imponente edificio en el que se encuentra el Museo Nacional y la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn, así como el barrio judío con su increíble cementerio y las sinagogas que se encuentran repartidas por sus calles. De ‘Malá Strana’ hay que mencionar el conjunto que forman el Castillo de Praga y la Catedral de San Vito, un conjunto arquitectónico situado sobre una pequeña colina que domina la ciudad de Praga y que tan visible resulta desde prácticamente cualquier punto. Entre ambas ciudades, y sobre el río Moldava, destaca el Puente de Carlos, una maravilla de construcción que perdura a pesar del paso del tiempo.

Praga es, sin duda alguna, una de las ciudades más bonitas que encontraremos en el corazón de Europa, un lugar rico en historia y en cultura. “Una gran urbe veo, y su fama llegará hasta las estrellas” fueron, según la leyenda, las palabras de Libuše, un antepasado mítico de la dinastía Premyslida y el pueblo checo en su conjunto.

Si tienes pensado visitar Praga, no dudes en consultar nuestra guía de viajes, donde podrás encontrar todo lo necesario para disfrutar de una visita increíble por esta ciudad española.

Puente de Carlos

023 - Vistas desde la Torre del Puente de la Ciudad Vieja.JPGEl Puente de Carlos IV, o Karluv Most en checo, es sin duda alguna uno de los puentes más famosos del mundo. Cruza sobre el río Moldava y une la Ciudad Vieja con Malá Strana. Es el más antiguo de Praga y fue construido para sustituir al Puente de Judit, destruido en el año 1342 por una inundación. Originariamente, este puente fue conocido como Puente de Piedra o Puente de Praga, pero el nombre fue cambiado en 1870 y pasó a llamarse Puente de Carlos porque fue construido en 1357 por Carlos IV. Tiene una longitud de 515 metros y un ancho de 10 metros.

Según las últimas investigaciones, la construcción del puente fue iniciada por el maestro Otto y fue terminada en 1402 por Petr Parlér. A cada lado del puente hay situada una torre: la Torre de Judith y la Torre de la Ciudad Vieja.

Leer más »

Reloj astronómico

015 - Reloj astronómico.JPG El reloj astronómico de Praga se encuentra en una de las paredes de la torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja. Dicha torre, que tiene una altura de 70 metros, fue añadida en el año 1364 a la que, por aquel entonces, era la casa de Volfin de Kamen. Se puede subir hasta una galería que hay en la parte superior y desde allí disfrutar de unas vistas increíbles de la ciudad.

Como tantas otras estructuras de la zona y de la plaza, el reloj sufrió importantes daños durante 1945, antes de la capitulación alemana en Praga, antes de finalizar la Segunda Guerra Mundial. No obstante, fue restaurado totalmente y hoy podemos disfrutar de él 24 horas al día.

Leer más »

Iglesia de Nuestra Señora de Tyn

013 - Iglesia de Nuestra Señora de Tyn.JPGLa Iglesia de Nuestra Señora de Tyn se encuentra situada en uno de los laterales de la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga. Se trata de una iglesia de estilo gótico en su arquitectura exterior pero de estilo barroco en el interior, y sus dos torres pueden ser vistas desde casi cualquier punto de la ciudad, siendo una de las imágenes más características de la ciudad de Praga.

A medidados del siglo XIII se construyó un santuario de estilo gótico en el lugar en el que se encuentra esta iglesia, pero en el siglo siguiente dicho santuario fue reconstruido y llevado al aspecto que podemos ver en la actualidad. Cabe destacar, por ejemplo, que las dos torres, de 80 metros de altura cada una, no son totalmente simétricas, algo muy característico de la arquitectura gótica de la época.

Leer más »

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter