Cómo llegar

Praga, la capital de la República Checa, es una ciudad que se encuentra comunicada perfectamente por tren, carretera y aire.

Avión

Praga cuenta con un aeropuerto internacional situado a las afueras de la ciudad. Se encuentra al oeste de la ciudad y está muy bien comunicado con el centro de la ciudad. Desde España operan varias compañías que realizan vuelos directos, como son Iberia y Czech Airlines.

No olvidéis usar nuestro buscador de vuelos baratos para encontrar la mejor oferta para ir a Praga desde cualquier ciudad española o de otro país.

Aeropuerto Internacional de Ruzyne

Tren

Praga tiene amplias opciones ferroviarias. La estación central (Praha Hlavní Nádraží) es la estación de trenes mas grande de Praga. Es posible llegar hasta la ciudad helvética usando el TGV desde ciudades como París. También llegan trenes de otros países europeos como Austria, Italia o Alemania, así como trenes locales y regionales.

Si uno quiere desplazarse dentro del país usando los trenes suizos, la mejor opción es acudir a la página web de la Ceské dráhy, la compañía de ferrocarriles de República Checa, y comprar los billetes online en la web de la compañía.

Estación de tren de Praga

Coche

El coche es posiblemente una de las peores formas de llegar hasta Praga por varios motivos. En primer lugar, la distancia que separa esta ciudad de España puede superar ampliamente los 2.000 kms dependiendo de la ciudad de salida. Eso implica un alto gasto en combustible y autopistas de peaje. En segundo lugar, aparcar el coche en una ciudad como Praga puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. La mejor opción, en caso de elegir el coche como medio de transporte hasta la ciudad helvética, es aparcar a las afueras de manera gratuita y desplazarse hasta el centro en transporte público (autobús, básicamente). Cualquier barrio alejado del casco antiguo de la ciudad puede ser una buena opción.

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter